jueves, 19 de septiembre de 2013

ZigZag

Vuelvo al blog, puede que me venga bien en mi nueva etapa de retroceso.
Me sentía empezando a madurar: mi trabajito, mi chico, mis ahorrillos.. pero que va! La guadaña del despido acecha, y no es la única guadaña que me da miedo encontrarme. Vuelvo a retroceder, así que vuelvo a mi refugio. Levantarse a las cuatro de la mañana no puede ser saludable, me he acordado de este rincón para verter mi ponzoña. Huye lector, esto no es para ti!
Muero de sueño, en la casa hay bastantes ruidos que me hacen sobresaltarme, me está creciendo otra vez este dolor en el estómago, he desayunado durante mas de un cuarto de hora, zampando sin control para intentar apagarlo, pero sin éxito. Llegaré a trabajar con mi cara de muerto, pero será mi saludable jefe el que dirá que no ha pegado ojo porque llora la bebé. Me morderé la lengua para no contestarle que 'tiene que ser muy gratificante verla crecer; yo sin embargo ahora estoy criando a mi padre y es desolador verle involucionar'.
No deja de sorprenderme el círculo de la vida, y me siento ajena a él, yo voy con mi zigzag.

No hay comentarios: